RIESGOS DE INTERNET Y HERRAMIENTAS DE CONTROL PARENTAL

 

Una de las cuestiones que se han planteado en las terapias familiares es la sobreexposición que tenemos a Internet, no sólo nosotros los adultos, sino también nuestros hijos e hijas. Las familias de AOPA que asistieron a esta sesión expresaron que Internet, como herramienta de información, suele estar muy presente en sus vidas para cuestiones como el trabajo, el ocio, las relaciones sociales (sobre todo en este tiempo de pandemia), los trámites burocráticos online, la información, los deberes, etc. Aunque su uso es habitual, también expresan que quizás no le saben sacar todavía el máximo rendimiento que podrían obtener y destacan el poder adictivo que puede generar cuando no le pones un autocontrol consciente, en perjuicio de dejar de hacer otras actividades importantes como salir a relacionarse socialmente, jugar en la calle, coger un libro.

Los pros y los contras que se exponen en relación a Internet son los siguientes:

Aspectos positivos

Aspectos negativos

Mucha información y de fácil acceso. Falta de control y de privacidad.
Ofrece la posibilidad de aprender sobre cualquier cosa que nos resulte interesante. Hay un exceso de publicidad.
Se destaca la posibilidad de trabajar en pandemia a través de vídeollamadas y de forma telemática, la oportunidad de aprender y la tramitación y gestión desde casa. Se destaca la posibilidad de conectar y forjar relaciones con desconocidos que no se sabe realmente quienes son.
Gran herramienta para trabajar, con un potencial de inmediatez a la hora de intercambiar contenidos. Aísla a las personas, reduce el número de interacciones presenciales (dar un “Like”, en lugar de decir a la cara) y el tiempo de juego.

Nos facilita la vida.

Redes sociales (Twitter) un 80% de bulos, descontrol en cuanto a responsabilidad de lo que se hace y dice en las redes.

 

¿Nos pilla muy viejos/as esto de Internet? No, esto es una excusa. Internet es fácil e intuitivo pero debemos tener la mente abierta y aprender como cuando aprendimos a usar una lavadora o un ordenador. Tenemos la obligación como padres y madres de aprender a utilizar las nuevas tecnologías para poder enseñar a nuestros hijos e hijas a hacer un uso responsable de las mismas ¿Pueden ellos/as enseñarnos a manejarlas? Quizás ellos/as saben mejor cómo operar con las nuevas tecnologías, pero nosotros podemos ayudarles y orientarles a cómo usarlas bien. Internet es como era antes la estancia en la calle, protegíamos a los más pequeños de los peligros de cruzar sin mirar o del contacto con desconocidos, ahora debemos adaptarnos y aprender a proteger a los chicos/as de los peligros que hay en la red:

  • Ciberbullying
  • Acceso a páginas no recomendadas para la edad (casas de apuestas, pornografía, foros y noticias de difícil comprensión, etc.)
  • Juegos gratis con estrategias de captación de refuerzo intermitente donde se puede gastar el dinero para obtener ventajas (sistema tragaperras).
  • Redes sociales con bulos, tasas de refuerzo que merman la autoestima colocándola en la reacción de los demás y crean problemas graves de salud mental (adicción, depresión), retos irresponsables que pueden poner en riesgo la salud, delitos y problemas con la ley.

Pongamos un ejemplo que preocupa a una de las madres de AOPA. Problema con Youtube y el programa de Unboxing (dicen que no pasa nada, que no es un problema porque lo ven  otros chicos de la misma edad que su hijo), pero el vídeo lleva a otro, de forma automática, que quizás no es un contenido recomendable para la edad. En este caso, desde la misma aplicación de Youtube, hay una opción para detener las reproducciones automáticas:

  1. Abre cualquier vídeo de YouTube;
  2. En la esquina inferior derecha del vídeo, haz click sobre el icono con forma de rueda dentada (“Configuración”);
  3. Desactiva la pestaña de reproducción automática.

En https://www.youtubekids.com/?hl=es hay una función para configurar el control parental para que se puedan controlar los accesos a contenidos por parte de los padres y madres. Hay que seguir unos pasos y dejarlo listo para crear los perfiles de cada menor que lo vaya a usar.

Una herramienta de control parental, a pesar de su nombre, no debe funcionar como un método de espionaje, sino como una herramienta que nos dé seguridad a nosotros y a nuestros chicos/as para propiciar un uso responsable, seguro y de calidad de un contexto rico y amplio, que no tiene connotaciones negativas en sí, sino que depende del uso que hagamos nosotros/as de las nuevas tecnologías. Por ello, del mismo modo que no daríamos permiso para que nuestro hijo/a fuese a una discoteca donde se hacen redadas noche tras noche, tampoco le podemos dejar que utilice las nuevas tecnologías de cualquier manera. Para ello tenemos herramientas que nos permiten restringir el acceso que tiene a determinadas páginas:

Os estamos preparando un tutorial sobre el programa Qustodio para que os sea más fácil el manejo de la herramienta. En breve lo pondremos a vuestra disposición. Seguiremos hablando y formándonos sobre el control parental para sacarle el mayor provecho a Internet desde la seguridad de las herramientas a nuestro alcance.